¿Tienes alguna duda?

¡Claro! Nos hemos asegurado que nuestros productos funcionen tan bien, si no mejor, que los limpiadores químicos convencionales (además de ser seguros para tu familia y el medio ambiente).

Hemos trabajado para producir fórmulas potentes, pero completamente no tóxicas en las que puedas confiar y que olerán absolutamente increíble además de aportarnos beneficios saludables.

¡Sí! Usamos ingredientes 100% naturales, sin perfumes, parabenos, sulfatos, fosfatos o petroquímicos.

Las fragancias artificiales son químicos sintéticos altamente procesados que son fijados por otros químicos declarados tóxicos para la salud, como el formaldehido.  La palabra ¨perfume o fragancia¨ en una etiqueta, es un término extenso y puede representar a más de 500 diferentes componentes donde la mayoría han sido catalogados como alérgenos, interruptores endócrinos y cancerígenos.  

En Kainá decidimos reemplazarlas por aceites esenciales de grado terapéutico que además de dejar un delicioso aroma, te aportaran beneficios al momento de usarlos. ¡Con Kainá el aire dentro de tu casa será más puro!

 

Porque son químicos tóxicos que se quedan adheridos en la piel, siendo absorbidos lentamente. En muchas ocasiones causan irritaciones y alergias en la piel.

Nuestros productos son veganos y tampoco están probados en animales.


Sí, ya que además de hacer que los productos de KAINÁ se vean tan bien por fuera como por dentro,  siempre pensamos primero en el planeta.

Por eso, todas nuestras botellas y tapas de plástico, están hechas de PET 100% reciclable.

¿Tienes alguna duda?

¡Claro! Nos hemos asegurado que nuestros productos funcionen tan bien, si no mejor, que los limpiadores químicos convencionales (además de ser seguros para tu familia y el medio ambiente).

Hemos trabajado para producir fórmulas potentes, pero completamente no tóxicas en las que puedas confiar y que olerán absolutamente increíble además de aportarnos beneficios saludables.

¡Sí! Usamos ingredientes 100% naturales, sin perfumes, parabenos, sulfatos, fosfatos o petroquímicos.

Las fragancias artificiales son químicos sintéticos altamente procesados que son fijados por otros químicos declarados tóxicos para la salud, como el formaldehido.  La palabra ¨perfume o fragancia¨ en una etiqueta, es un término extenso y puede representar a más de 500 diferentes componentes donde la mayoría han sido catalogados como alérgenos, interruptores endócrinos y cancerígenos.  

En Kainá decidimos reemplazarlas por aceites esenciales de grado terapéutico que además de dejar un delicioso aroma, te aportaran beneficios al momento de usarlos. ¡Con Kainá el aire dentro de tu casa será más puro!

 

Porque son químicos tóxicos que se quedan adheridos en la piel, siendo absorbidos lentamente. En muchas ocasiones causan irritaciones y alergias en la piel.

Nuestros productos son veganos y tampoco están probados en animales.


Sí, ya que además de hacer que los productos de KAINÁ se vean tan bien por fuera como por dentro,  siempre pensamos primero en el planeta.

Por eso, todas nuestras botellas y tapas de plástico, están hechas de PET 100% reciclable.